19 jul. 2016

BANGKOK en cuatro días

BANGKOK EN 4 DÍAS (1ª parte)

En Bangkok decidimos alojarnos 3 noches a la llegada y 1 noche más al final del viaje, el vuelo lo cogimos con Royal Jordanian con una escala en Amman,  Madrid - Amman- Bangkok (precio del vuelo 750 € ida/vuelta por persona).




Día 1 - Aterrizando en la ciudad

Llegamos sobre las 15:00 al aeropuerto Internacional de Suvarnabhumi, en cuanto bajas del avión tienes que recorrer pasillos y pasillos larguísimos para llegar a la parte de control de inmigración, en mitad del camino hay un mostrador redondo/exagonal párate y pídele a las chicas que te den la clave de la wifi, conectaté y dile a tus familiares que ya estas en el país de las sonrisas...(necesitaras meter tu nº de pasaporte para poder conectarte). Una vez llegues al control ponte guapo/a que te van hacer una fotito y debes entregar los papelitos que has tenido que cumplimentar en el avión, el pasaporte y el billete de avión.

Una vez pasado esto toca cambiar algo de dinero a Baht para el taxi al hotel y para el primer día en la ciudad, nosotros cambiamos unos 20-30 € por persona, el cambio de moneda está 1€ = 38 Baht. Y chicos aquí ya empieza el regateo, nosotros íbamos 4 personas con nuestras correspondientes maletas, así que necesitábamos un taxi grande. Nos habían aconsejado los taxis rosas porque eran más baratos y a por ellos fuimos negociando precio con unos y otros, al final el taxi nos costó 500 bahts los 4. Para dos personas el precio debería estar entre 250-300 bahts.

Es recomendable moverse en Taxi por Bangkok, son muy baratos, pero no negocies, que os pongan siempre el taxímetro.

Llegamos a nuestro Hotel Anantara Sathorn, es un hotel de 5 estrellas pero el precio nos pareció estupendo 60 € la noche, en Bangkok puedes encontrar alojamientos desde 5€ hasta lo que te quieras gastar, este hotel esta muy bien situado (36 Naradhiwas Rajanagarindra Rd, Thung Maha Mek, Sathon), a 3 minutos andando tienes una estación de SkyTrain "Chong Nonsi" y a 10 minutos caminando de la calle Silom, centro neurálgico de la ciudad. Mereció la pena alojarse aquí, las habitaciones eran grandes y cómodas, la cama te atrapaba, muy buen desayuno,el personal encantador sobre todo las chicas recepción, la piscina fantástica siempre fresquita y la guinda del pastel es la terraza de la planta 37 donde disfrutamos de unas maravillosas vistas de la ciudad.
 

El primer día, con las fuerzas que nos quedaban después de tantas horas de vuelo, lo dedicamos a dar una vuelta por la ciudad, ir a cenar a un restaurante a la orilla del río Chao Phraya descubriendo el encanto nocturno y vistas desde el río. Y había que volver a descansar al hotel, al día siguiente nos tocaba madrugar para un tour completo por Bangkok.

Día 2 - Bangkok vamos a por ti

Para aprovechar mejor el tiempo que teníamos y poder conocerlo todo bien decidimos contratar a un guía de habla hispana, lo hicimos desde España a través de una agencia de un español afincado en Tailandia que nos habían recomendado unos amigos. La mayoría de empleados que tienen son tailandeses que hablan español y es preferible que te toque uno de ellos ya que te descubren parte de sus tradiciones y de sus historias personales que te hacen saborear el tour y la ciudad de una manera muy especial. A nosotros nos tocó " María", una tailandesa encantadora que había vivido un año en Madrid y la cual me llamaba Malta....jajaja la R no es lo suyo.


Precio del Guía: 2100 Baht entre los 4 que íbamos ( las comidas, entradas y transporte van a parte). El transporte y las comidas son muy baratos por lo que no suben mucho el precio del tour.

Visitas del Tour por Bangkok:

-Palacio Real y Buda Esmeralda. Precio entrada 500 Baht persona
-Wat po (buda reclinado). Precio entrada 100 Baht persona
-Wat Arun o templo del amanecer. Percio entrada 50 Baht persona
-Mercado de los Amuletos
-Barrio de China Town
-Wat Traimit o templo del buda de oro. Precio entrada 40 Baht persona

Nos recogieron en el hotel sobre las 8:30 de la mañana y cogimos el Skytrain para ir hacia el Palacio Real y Buda Esmeralda, llegando al Palacio podréis ver que frente a la entrada hay un montón de puestos y tiendas que venden pantalones con dibujos de  elefantes, dragones, mil colorines, no es una casualidad, es porque se debe entrar con las piernas y los hombros cubiertos, la mayoría de los chicos van con pantalón corto y les toca hacer la paradita para comprarse unos fantásticos pantalones de dragones para poder entrar...hacerlo, es ya una tradición y no os vais a sentir ridículos, dentro podrás comprobar que es un festival de pantalones esperpénticos..esta gracioso el tema. Por favor no hagáis como un amigo mio que por ahorrarse lo del pantalón hortera se fue en vaqueros largos...casi no llega al final del recorrido por la deshidratación y se le quedaron tan pegados que parecían una segunda piel.


Otra recomendación, no os deis besos en la boca dentro del Palacio, para ellos es una falta de respeto, en su cultura en la mayoría de las ocasiones sólo demuestran su afecto en lugares privados. Esto nos lo explicó nuestra guía María después de que mi chico y yo nos hiciéramos una foto dándonos un beso.

No hagáis esto:


El Palacio es impresionante, los edificios, templos y gigantes Ramakien, la cantidad de pan de oro que han empleado para empapelar cada cúpula, tejado, budas,etc..es increíble también la veneración que sienten por su Monarquía.  Aquí estarás unas 2 horas o 2:30.
Seguidamente nos dirigimos hacía Wat Po para ver el gigante Buda Reclinado, lo que más me gustó fue los impresionantes dibujos en nácar que tienen en las plantas de los pies.

Y llegamos a mi templo favorito, Wat Arun o templo del amanecer, al otro lado del río, el cual cruzamos en barco. Este templo me enamoró, esta recubierto con elaborados mosaicos de porcelana, es precioso. Tienes que hacer un esfuerzo y subir por sus escaleras mega-inclinadas para poder disfrutar de las fantásticas vistas de la ciudad. Y si lo puedes ver de noche iluminado, es mágico.



Toca comerrrr, María nos llevó aun restaurante que se llama Coconut Palm, ummm que buena estaba la comida, un riquísimo Pad Thai de pollo y verduras, de lo mejor que comí en Tailandia, porque la verdad que el picante no es lo mío. El precio fue como 3 € persona.
Después paseo por el Mercado de amuletos, en una calle llena de puestos con amuletos, budas, y cosas que a día de hoy no sé muy bien que eran o para qué servirían, pero no estuvo mal.

Ahora tocaba visitar el barrio de China Town, sus templos, restaurantes callejeros, cientos de tiendas de ropa, zapatos, comida y mercados.

Última visita del día, Wat Traimit o Templo del Buda de oro, lo que destaca de este templo es que su buda de 3 metros de altura y que pesa 5.500 kilos de oro.


Vuelta al hotel sobre las 17:30 de la tarde, un bañito en la piscina del hotel,  una buena ducha, una capa de anti-mosquitos y a cenar y dar una vuelta por Silom y el mercado nocturno de Patpong, uno de los mercados más visitados de la ciudad,  abre todos las tardes/noches y su horario es de 18.00 a 01:00, encontraras un gran ambiente nocturno, tiendas, bares, cientos de puestos callejeros con todo tipo de artículos y souvenirs. En este mercado son un poco pesadas las personas que te están ofreciendo cada dos pasos el Ping Pong Show, son locales de striptease en los cuales tiran pelotitas de ping pong con el torontontero...ya me entendéis, nosotros no estábamos muy interesados en descubrirlo y además nos habían dicho que eran un poco peligrosos y no muy recomendables porque te intentan estafar.
A la hora de regatear por un artículo un poquito de mano izquierda porque hay algunos que si después de regatear no te llevas el producto se enfadan un poco, pero no te pongas flamenca, tú sonríe y tira pa lante.

Sigue los detalles de los siguientes días en Bangkok en mi SIGUIENTE POST: 
www.secretosviajeros.es/bangkok-mercado-flotante-y-ayutthaya

  *Si quieres saber más de nuestro viaje a Tailandia aquí tienes todos los Post:

0 comentarios:

Publicar un comentario