27 jun. 2016

PUNTA CANA: ARENA, SOL Y PLAYA

En mi segunda  inmersión caribeña, buscábamos un lugar tranquilo en el que plantar el culo en la arena, tomar mojitos, disfrutar del sol,  aguas cristalinas…y por supuesto que se ajustara a nuestro presupuesto. Y así nos decantamos por Punta Cana y acertamos totalmente.
Contratamos un paquete vuelo+hotel en régimen de TI con sus 10 días y 9 noches (ampliamos 2 noches más del paquete normal) a través de la agencia con la que tramitamos todos nuestros viajes.
El precio total fue de 890 €/persona; igualmente nos decidimos  por un hotel pequeñito de unas 300 habitaciones y con una buena playa.
Aquí es muy importante que el hotel tenga un equipo de animación potente que te proponga actividades día y noche ya que no hay demasiados lugares para visitar.
Tuvimos la suerte de dar con esta situación y pasar unos días muy divertidos, tener muy buen rollo con el personal del hotel y no parar de beber chupitos de Mama Juana, amenizado por nuestro amigo Smerlin (camarero de la barra húmeda del hotel).

EXCURSIONES EN PUNTA CASA:

*Isla Saona (Es típica)


Esta excursión la contratamos a través de internet –Isla Saona y Canto de la Playa (con langosta)- Precio 75$ persona. 
Duración día completo.
Te recogen en el hotel y luego fuimos en lancha rápida hacia Isla Saona y paramos en un banco de arena en media del mar para hacer snorkel y ver estrellas de mar.
Después llegamos a la Isla para disfrutar de sus playas y esa langosta a la parrilla que supo a gloria. La vuelta la hicimos en catamarán, ambientazo…música, ron y Mama Juana...Chin Pum

Algo distinto para hacer en Punta Cana

*Buggies:  

Lo contratamos desde España a través de internet.
Precio 40$ persona.
Duración 4 horas desde la recogida en el hotel.


Esto fue todo un espectáculo desde el principio… estuvo divertido pero alucinamos con la peña autóctona.
Ni que decir tiene que los buggies no eran de última generación… a uno no le funcionaba bien el freno, otros solo giraban a la derecha, a uno se le salió la rueda… cuando se paraba el buggy el colega mecánico de la agencia venía y te lo arrancaba empalmando los cables del buggy con otra batería… ¡jajajaja!
A pesar de esto estuvo muy divertido y es una opción diferente a las habituales por estos lares.


Comenzamos y nos dirigimos por una carretera hasta Playa Makao y allí bajamos, nos dimos un bañito y un paseíto por la playa. 
Luego  conducimos por unos barrizales, importante llevar pañuelo para la cara, sino comerás barro como en tu vida, y por pobladitos y llegamos a un lugar donde había gente trabajando el tabaco y te enseñaban todo el proceso de liado y te daban a probar y por supuesto se podía comprar, también había degustación de distintos cafés y chocolates. 
Finalmente llegamos a una explanada donde había varias tiendas de souvenir y una cuevita con una especie de cenote donde nos dimos un buen baño para refrescarnos y quitarnos el barro de encima... and next de vuelta al hotel.

**Otros post de Punta Cana que te ayudarán para tu viaje:

-Consejos Punta Cana

0 comentarios:

Publicar un comentario